CRUZ O MADERO DE TORMENTO -La forma en que murió Cristo

Tres textos bíblicos que muestran claramente la forma en que Cristo murió.


¿De qué manera murió Cristo?
Sólo la organización de La Atalaya (el supuesto vocero de Dios en la tierra), dice que Cristo murió en un madero de tormento, con un solo clavo atravesando ambas manos alzadas y un letrero por encima de sus manos.

Así lo dibuja en su libro: “¿Qué enseña realmente la Biblia?”, en la página 52.

Por otro lado, la cristiandad presenta a Cristo crucificado: las manos extendidas, un clavo para cada mano, otro clavo en sus pies, y un letrero fijado por encima de su cabeza.

No puede haber dos verdades… ¿quién está mintiendo?

Analicemos el  madero de tormento,  a la luz de la Biblia.
La Atalaya cita a “supuestos eruditos” indicando que las palabras griegas staurós o xulon, que se refieren a la muerte de Cristo, sólo significan “madero, estaca, poste o palo vertical”.      
 Pero en primer lugar, la expresión: “Madero de tormento”, no aparece en la Biblia;  esta expresión es un invento más de esta organización.

En segundo lugar, las palabras griegas que se refieren al instrumento en que murió Cristo, efectivamente, son staurós o xulon, pero sin el adjetivo: “tormento”.
La palabra staurós, bien puede traducirse como madero, poste, palo; pero también ya significaba cruz, en la época de Cristo.

Recuerda que la cruz ya se conocía en aquella época, y los romanos la usaban como instrumento para asesinar a los indeseables y enemigos de Roma.

Las pruebas internas de la Biblia.
Pero las pruebas internas de la  Biblia, te dan tres textos bíblicos que demuestran, sin lugar a dudas, la forma en que murió Cristo.

Tres textos bíblicos que no necesitan de tanta “investigación” ni “estudio” ni “erudición ni de extraordinaria inteligencia; sólo necesitas una mente razonadora y humilde para creerle a Dios.

Consideremos estos tres textos, tomándolos de la propia versión de la Atalaya, la “Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras”:

 1.     El primer texto, tiene que ver con las palabras de Tomás. 
Tomás dijo: A menos que vea en sus manos la impresión de los clavos…” (Juan 20.25).
¿Cuántos clavos atravesaron las manos de Cristo?
¿Había un solo clavo atravesando las manos del Señor, como lo ilustra la Atalaya?

NO. No era un solo clavo atravesando las manos del Señor, porque Tomás hubiera dicho: «la impresión del clavo».

¿La impresión de cuantos clavos esperaba ver Tomás en las manos de su Señor?
Tomás esperaba ver en las manos de su Maestro, la impresión de los clavos, plural, “los”, más de un clavo…

El testigo de Jehová, inmediatamente quiere arreglar esto, diciendo que también en los pies había un clavo, y por eso Tomás habló de clavos.

Pero Tomás habló aquí, específicamente de la impresión de los clavos en las manos,  no mencionó los pies del Señor.

Por lo tanto, no fue un solo clavo atravesando las manos de cristo

Fueron “Clavos” atravesando las manos extendidas del Señor, cuyas impresiones esperaba ver Tomás.

La cruz es acorde a este texto, el madero de tormento, de la Atalaya, no.

Las palabras de Tomás derriban de manera contundente, la ilustración de solo un clavo en las manos de Cristo.

2.     El segundo texto, tiene que ver con el cargo contra Cristo, fijado en el madero.
La Biblia dice: También, por encima de su cabeza fijaron el cargo contra él, escrito: Este es Jesús el rey de los judíos. (Mateo 27.37).

¿Por encima de donde fijaron el cargo contra Cristo?

¿Por encima de sus manos, como lo ilustra la Atalaya?      

NO, la Biblia no dice que el letrero fue fijado por encima de sus manos.

La Biblia dice que EL CARGO CONTRA CRISTO FUE FIJADO POR ENCIMA DE SU CABEZA.

Mateo mencionó lo que estaba más próximo al letrero, que en este caso, claro, era la cabeza de Cristo.

¿Dónde estaban pues, las manos del Señor?

No estaban alzadas por sobre su cabeza, como lo pinta La Atalaya.

Si las manos de Cristo estuvieran alzadas por sobre su cabeza, atravesadas por un clavo, Mateo hubiera escrito que el letrero fue puesto “por encima de sus manos”.

Por lo tanto, las manos del Señor estaban extendidas a los lados, no alzadas por sobre su cabeza. Por eso Mateo escribió que el letrero fue puesto “por encima de su cabeza”.

La cruz es acorde a este texto, el madero tormento, de la Atalaya, no.

El letrero fijado por encima de la cabeza de Cristo, derriba de manera contundente la ilustración de los Testigos de Jehová, que presentan el letrero fijado por encima de sus manos.

 3.     El tercer texto, tiene que ver con la profecía sobre la muerte de Pedro.
 Cristo le dijo a Pedro: Pero cuando envejezcas extenderás las manos y otro te ceñirá y te cargará a donde no desees. Esto lo dijo para significar con qué clase de muerte glorificaría a Dios. (Juan 21.18b).

Cristo le dijo a Pedro la forma en que le tocaría morir: extenderás las manos.

Dorman Newman, escritor del siglo XVII, dice en su libro  [Vida y muerte de los santos apóstoles] que “Pedro fue llevado a la cima del Monte Vaticano, cerca del TÍBER, y crucificado cabeza abajo...” (Londres: Kings Arms in the Poultry, 1685), 20.

Pedro murió crucificado, invertido.
Según la historia, el Apóstol Pedro murió con sus manos extendidas en una cruz; aunque invertido, a petición de él; pues se consideró indigno de morir del mismo modo que su Señor.        

De esta manera se cumplió la profecía que le dijo Cristo respecto a su muerte: extenderás las manos… No le dijo: “alzarás tus manos”.

Por lo tanto, la forma histórica en que Pedro murió: crucificado, parecido a la muerte de su Señor Jesús, derriba de manera contundente la ilustración que los Testigos de Jehová hacen de la muerte de Cristo.

Conclusión
Los testigos, ante su incapacidad de armonizar el “madero de tormento”, con la Biblia, tratan de minimizar esto, argumentando que no tiene importancia si Cristo murió en un madero de tormento, o en una cruz. El hecho es que murió, –dicen.

Estimado amigo: quien te interpreta mal la Escritura, no está predicando la Palabra de Jehová; te está engañando. Y si en lo más sencillo miente, en lo más complicado también está mintiendo.

Ante estas evidencias, ¿Quién está diciendo la verdad? ¿La Organización Atalaya o La Biblia? 

Ahora, a quién le creerás. ¿Al librito de la Atalaya, intitulado: “¿Qué enseña realmente LA BIBLIA?” -Que por supuesto, no es un libro inspirado?

¿Creerás a los escritos de hombres desconocidos, no inspirados por Jehová, que presentan a Cristo en un madero?

¿O le creerás a la Biblia, el único libro inspirado por Jehová y que presenta a Cristo en la cruz?

Tú decides a quien creerle: A la Biblia o a la Atalaya… pero sólo uno dice la verdad.

¿Te quedarás con la mentira de la Atalaya: el madero de tormento… o te quedarás con la verdad de la Biblia: la cruz de Cristo?

En la descripción del video te dejo un enlace para que descargues e imprimas este tema, en un sencillo folleto para compartir.

Ayuda a otros, compartiendo este video, o compartiendo el folleto.

Soy Genaro, tu hermano en Cristo.

Muchas bendiciones para el pueblo de Dios, ¡y hasta la próxima!..


Descarga de Mega, el folleto imprimible: ¿Cruz o madero de tormento?

Link: https://mega.nz/#!OVkX2BLB!xQuptLcAIy0EZOP04sQ6dIlBomOQY7s-vUAd2RyFJos

Suscríbete a mi canal con videos de reflexiones bíblicas: https://goo.gl/tuqcwz

Twitter:  https://goo.gl/2y1cBL


Face: https://www.facebook.com/genaro.poot.3

No hay comentarios:

Publicar un comentario